Carta al director.

TRANSICIÓN ENERGÉTICA ACELERADA ¿QUÉ TAN LEJOS ESTAMOS?

21-06-2022 - 13:35
Faltan alrededor de 7 años para que se cumpla el primer plazo autoimpuesto por Chile para la descarbonización de la matriz, y desde el Coordinador Eléctrico Nacional ya establecieron una hoja de ruta acelerada. Desde el sector de energías limpias ponen al sol como actor protagónico de este mega objetivo.

La descarbonización de la matriz es la meta más nombrada de los últimos años en el contexto energético, y las proyecciones de si se cumplirá o no, suelen venir aparejadas a optimistas cifras de crecimiento de las ERNC, y al retiro programado de centrales a carbón.

Pero ya no queda tanto tiempo para el primer plazo, situado en 2030, y el Coordinador Eléctrico Nacional ya puso una voz de alerta respecto de los pasos indispensables para lograr el objetivo, mediante una hoja de ruta que apunta a la aceleración de dicha transición, y en la que tanto las políticas públicas que se establezcan, como la propia ciudadanía, juegan un rol clave.

Pero en la práctica, ¿Qué tan lograble es este objetivo teniendo en cuenta la capacidad instalada renovable existente hoy en día? Víctor Opazo Carvallo, CEO de Solek Chile, afirma que “para lograr la esperada transición energética en poco tiempo, es indispensable fomentar la inversión mediante regulaciones que faciliten la llegada de capitales, atraídos por el largo plazo”.

“Sin ese marco regulatorio que ha existido hasta hoy, no sería posible haber concebido el crecimiento que las energías limpias han tenido en el último lustro. Hoy por si sola y de acuerdo con el último reporte de mayo, la energía solar ya posee el 20% de capacidad instalada de la matriz , algo que era impensado hace algunos años y a lo que tal vez sólo se podía aspirar en los meses de verano”, agrega el ejecutivo de Solek.

Otro aspecto en el posible cumplimiento de la meta es la hasta ahora proyección de crecimiento exponencial que han tenido las energías limpias, a lo que se suma el hidrógeno verde. Opazo Carvallo explica que “Sin duda el denominado combustible del futuro posibilita en gran medida anticipar la meta para 2030, ya que las posibilidades que entrega su desarrollo abarcan a muchos sectores. Ya hay proyectos como el de Solek con Puerto San Antonio, y otros como el que acaba de anunciar el Aeropuerto. Entonces el cumplimiento para 7 años más se juega en gran medida en los parques solares”.

El almacenamiento de la energía mediante uso de baterías también es un factor que podría ser diferenciador, pavimentando todavía más el avance de la energía fotovoltaica, al garantizar suministro continuo incluso durante la noche.